SARANDY CABRERA:

ESCRITOR   TRADUCTOR   PERIODISTA    CARICATURISTA   COFUNDADOR    PROYECTISTA    GRAFISTA    EDITOR

· Onfalo, 1947
· De Nacer y Morir, 1948
· Conducto, 1949
· La Furia, 1958
· Poso'60, 1960
· Poemas a Propósito,
  1965
· Banderas y Otros
  Fuegos
, 1968
· Poeta Pistola en
  Mano
,  1970
· Los 37 Poemas de 
  Mao Tse-tung 
  (Prólogo), 1974
· El Martín Fierro para 
  los Niños, Bs. As.1977
· Gracias y Desgracias 
  del Santo Pedo
, 1980
· Soneroticón,  Ginebra,
  1981 
· Poeta Epístola en 
  Mano
(iii), Suecia,
  1982 
· Puta Cicuta
· Oporinos
· Camasutrón
· Sonetos a Don Pijote,
  1983
· Epigramas Eróticos 
  de Marcial

· Volver a China, 1986
· Poemas Zoológicos
  Estocolmo, 1985
· Tulejos y 44.U.8,
  Ginebra 1987
· Caricaturas en marcha
· Apuntes sobre  Poesía
  Libertina
.
  Estocolmo, 1988
· Del Insurrecto
· Nomenclatura y 
  apología de la concha
,
  1989
· China en el colapso
  mundial del leninismo
,
  1990
· Papeles de Volusio
· Sonetos Lujuriosos del
  Aretino, 1991
· Quimerinos 
· Elegías Completas de
  John Donne
, 1993
· Oro de la Conquista 
  vs.  Dólares Deuda
  Externa
, 1994
· Puta Cicuta e Intifada,
  1996
· Obra Poética Escogida
  Publicada & inédita,
  2004
Édito
De inspiración popular
En disco / MP3
 
Inédito
    
Premios y menciones
Inclusión en antologías
 
Crítica
   

 

 

 

 

 

 

 

 

PROLOGO A LOS 37 POEMAS DE MAO TSETUNG

Schapire Editor S.R.L. febrero de 1974
Impreso en Edigraf
 
NOTA PRELIMINAR

(...)

La poesía de Mao


Lo mismo que su obra teórica -basada en una vida intensamente consumida- la poesía de Mao, acusa su origen vivencial. Relativamente breve en su parte conocida, también se ve como hija de la práctica y del fragor de la lucha.

Fruto de la militancia y los combates, aunque expresa precisamente toda la grandeza del líder y de su tiempo, se inserta en la tradición cultural china, se conecta con la vieja poesía en sus aspectos formales, y se relaciona a la vez, con la poesía cívica china de la dinastía Tang. Aunque es una poesía eminentemente moderna en cuanto a su compromiso, no se trata de una poesía panfletaria, y hasta podríamos preguntarnos si se trata de una poesía realmente popular.

Hace ya muchos años me planteé la interrogante en Pekín, donde vivía. Fue en enero de 1964, cuando los periódicos chinos Renmin Ribao, Guanmin Ribao, Zhonguo Qingnian Bao y Beijing Ribao dedicaron la primera página completa a 10 poemas, entonces inéditos, de Mao. Los cuatro publicaron una foto de él, los poemas y unos breves comentarios de los mismos. El hecho me sorprendió como el ejemplo único en el mundo de que un diario dedique su primera plana a un poeta, que es además -claro está- el mayor dirigente político del país, un revolucionario probado, un gran .teórico y un símbolo.

Dicho sea de paso que, muy pronto después, aparecerían en libro los 37 poemas que esta edición ofrece. Se trataba de distintas presentaciones: una con tipos de imprenta actuales en dos calidades de papel, vale decir común y suan; otra con tipos de madera del estilo de la época Sung, considerados los más artísticos de los tipos chinos. Entonces ocurrió un hecho curioso e interesante. Pregunté a varios compañeros de trabajo si podían entender los poemas de Mao y me contestaron que tenían algunas dificultades para hacerlo. Les pido que me los traduzcan y me dicen que no se animan, aun siendo ellos trabajadores intelectuales.

¿Se trata de una poesía que pueda leer un vasto público y en particular el pueblo trabajador? No, -me contestan- si carecen de algunas notas aclaratorias. Señalan que es una poesía llena de alusiones a la vieja literatura clásica china y alguien agrega que Kuo Mo-Jo, Chu De y otros gobernantes son muy afectos a este estilo de poesía.

Parecería entonces que Mao no es lo que los militantes suelen llamar "un autor popular" lo cual no implica negar -cosa que demuestran claramente sus poemas- que sea un autor militante. Parecería que es un autor realmente exquisito en el buen sentido de esa expresión.

Más tarde conversé el tema con la camarada Qiao explicándole mi interrogante, pero ella arguye que no es un poeta, sino un político que escribe por afición y que sus amigos lo publican con respeto y afecto; que no es un poeta en el estricto sentido de la palabra, y que sus versos son "expresiones íntimas", para las que prefiere la forma de tipo clásico a la poesía de estilo contemporáneo.

Pocos días después de aquella conversación, para reafirmar su posición, me traduce en el aire, directamente del chino, una carta de Mao Tsetung al poeta Ke Chia, de la revista "Poesía", carta que figura como prólogo en la edición de 1957 de los anteriores poemas de Mao.

La carta dice más o menos así, según los rápidos apuntes que hice mientras Qiao traducía:

`Discúlpenme el atraso con que les contesto. Adjunto los versos en forma clásica y los ocho poemas más que me han pedido. En total son dieciocho poemas que he copiado en hojas aparte para someterlos a consideración de ustedes. Nunca he querido publicar oficialmente estas cosas porque son de forma clásica y temo que esta especie de poesía se difunda, hacen  daño a la juventud. Además estos poemas carecen de sabor poético y no tienen características singulares. Puesto que ustedes piensan que pueden publicarlos aprovecho la publicación para corregir algunos errores de que adolecen las copias que se han venido difundiendo de mano en mano... Por supuesto cuando se trata de poesía hay que dar primero lugar a la poesía moderna. Se pueden escribir versos clásicos pero no es conveniente fomentarlo entre los jóvenes porque esta forma ata a la ideología y al pensamiento y además es difícil de aprender..."

Aquí existe realmente una contradicción no resuelta. Todo hace pensar que Mao no sea realmente un poeta popular, lo cual no impide que, en tanto teórico de la literatura pida a los demás escritores de su país, un tipo de poesía que él no ha podido o no ha querido realizar. En sus famosas "Charlas" postula lo siguíente:
"Las obras populares, por ser más sencillas y llanas, son más fácil y rápidamente aceptadas por las grandes masas de hoy. Las obras de un nivel más alto resultan más refinadas y por ello también más dificultosas en su creación y en general, hoy por hoy, no circulan tan fácil y rápidamente entre las grandes masas populares... "
Claro que, para descargo de Mao, él mismo reconoce ante los redactores de la revista "Poesía" que sus obras no son el modelo más adecuado para la juventud.

Además de no ser directa y descarnada, sino sutil e indirecta, la poesía de Mao paga tributo a las particularidades de su lengua, así como a las tradicionales formas estróficas adoptadas, ellas sí, herméticas, anfibológicas y sugerentes. Dice Feng Yuan Chün al respecto: "la naturaleza especial del lenguaje chino, que es notablemente lacónico y evocativo, y algunas veces ambiguo, ha comunicado a la literatura china algunas de sus características esenciales: .su concisión y su vigor. " (1)

Popular o exquisita, un cierto conocimiento general de la poesía china y sus características se hace necesario para un goce relativo de la poesía de Mao. Una simple lectura, aunque sea atenta, no alcanza para calar la hondura de estas obras.

Como es de suponer, si la versión china ya ofrece problemas de captación, la traducción eleva las dificultades de comprensión a alturas mayores. Casi puede afirmarse a priori que una plena traducción de cuanto encierra, evoca y sugiere la poesía de Mao, es imposible. No es exagerado afirmar que, potencialmente hay numerosas maneras de comprender y traducir estos poemas. Si se cotejan diversas traducciones se advertirán muy apreciables diferencias de conceptos. Pero este fenómeno no es privativo de la poesía de, Mao. Más bien se trata -como queda dicho- de un problema particular de la lengua poética china. Marcela de Juan, en el prólogo de su "Segunda antología de la poesía china"; hace una excelente explicación de los problemas que enfrenta un traductor ante un texto chino y ofrece un ejemplo didáctico que vale la pena consultar si se quiere tener una real idea de las dificultades de esta clase de trabajos. (2)

Otro tanto, y con mayor elaboración ofrece Tsong Chou en
su trabajo  sobre la prosodia china antigua, publicado con la versión francesa de los últimos diez poemas de Mao, conocidos en 1964. (3)

Antes se señaló la forma tradicional de la poesía le Mao. Es una poesía en general rimada, con versos de determinada cantidad de sílabas (caracteres) y la mayoría de los poemas han sido compuestos según una melodía predeterminada, lo que equivale a expre so que cada verso tiene el número de sílabas que la adecúa a las citadas melodías. En tales condiciones se Nata de poemas que -aunque las viejas melodías se hayan perdido- teóricamente podrían cantarse con ellas.

Así como existen esas vinculaciones de la poesía de Mao con la poesía tradicional china en los aspectos formales, también existen lazos en el aspecto temático. Ciertos temas muy cantados en el pasado, tales como el paisaje en su soberana hermosura, la guerra, o las alusiones a determinados personajes históricos o mitológicos son constantes en su obra poética.

(...)

(1)
Breve Historia de la Literatura Clásica China.
    Lenguas Extranjeras, Pekín, 1960.
(2) Revista de Occidente, Madrid, 1962.
(3) Literature Chinoise, N° 2, 1966, Pekín, pág. 196 y sgtes.
 

©  ARCANOR GLOBAL MEDIA - Colonia Montevideo Alvesta Halmstad Malmö Estocolmo