SARANDY CABRERA:

ESCRITOR   TRADUCTOR   PERIODISTA    CARICATURISTA   COFUNDADOR    PROYECTISTA    GRAFISTA    EDITOR

· Onfalo, 1947
· De Nacer y Morir, 1948
· Conducto, 1949
· La Furia, 1958
· Poso'60, 1960
· Poemas a Propósito,
  1965
· Banderas y Otros
  Fuegos
, 1968
· Poeta Pistola en
  Mano
,  1970
· Los 37 Poemas de 
  Mao Tse-tung
 
  (Prólogo), 1974
· El Martín Fierro para 
  los Niños, Bs. As.1977
· Gracias y Desgracias 
  del Santo Pedo
, 1980
· Soneroticón,  Ginebra,
  1981 
· Poeta Epístola en 
  Mano
(iii), Suecia,
  1982 
· Puta Cicuta
· Oporinos
· Camasutrón
· Sonetos a Don Pijote,
  1983
· Epigramas Eróticos 
  de Marcial

· Volver a China, 1986
· Poemas Zoológicos
  Estocolmo, 1985
· Tulejos y 44.U.8,
  Ginebra 1987
· Caricaturas en marcha
· Apuntes sobre  Poesía
  Libertina
.
  Estocolmo, 1988
· Del Insurrecto
· Nomenclatura y 
  apología de la concha
,
  1989
· China en el colapso
  mundial del leninismo,
  1990

· Papeles de Volusio
· Sonetos Lujuriosos del
  Aretino, 1991
· Quimerinos 
· Elegías Completas de
  John Donne
, 1993
· Oro de la Conquista 
  vs.  Dólares Deuda
  Externa
, 1994
· Puta Cicuta e Intifada,
  1996
· Obra Poética Escogida
  Publicada & inédita,
  2004
Édito
De inspiración popular
En disco / MP3
 
Inédito
    
Premios y menciones
Inclusión en antologías
 
Crítica
   

 

 

 

 

 

 

 

 

SONETOS LUJURIOSOS & PASQUINES DEL ARETINO

VINTÉN EDITOR
Impresora de los Pocitos - noviembre de 1991
Los sonetos lujuriosos de Pietro Aretino son muy famosos pese a ser poco conocidos. Durante muchos siglos, a la  vez que fueron algo así como el paradigma de la poesía licenciosa fueron mantenidos en secreto pese a que están llenos de interés literario. social, histórico y costumbrista. Fueron escritos por Aretino para comentar literariamente las imágenes del acto amoroso en diversas posiciones dibujados por Giulio Romano y grabadas posteriormente en planchas de metal por Marcantonio Raimondi para un opúsculo impreso a comienzos del siglo XVI en Roma, cuyo titulo era "Los modos" o mejor dicho. las "posturas".

Estas composiciones tienen una serie de valores que no se puede pasar por alto. En primer término su valor artístico o estético en sí, su verdad íntima, su gracia, el genio y el ingenio que trasuntan como poesía. Son divertidos e incitantes en la forma, nos mueven a la complicidad erótica, pero no por eso dejan de ser profundamente serios, es decir remiten a esa zona misteriosa e imperiosa del amor corporal - y espiritual- que ha sido fuente de inspiración para la poesía a lo largo de los siglos.

Decía Alberto Moravia que "el Aretino hace del sexo un objeto de risa, según la gran tradición romana"; que "el sexo es un misterio venerable. supremo" y que "1a única manera de respetar este misterio es reírse de él".


Esta traducción  utiliza el lenguaje del Río de la Plata -Uruguay y Argentina princípalmente-, y por lo tanto es totalmente ajena a los localismos de España.

 

Pietro Aretino (1492-1556) cuyo nombre era posiblemente Pietro Bracci, nació en Arezzo, y fue hombre de letras, poeta, escritor satírico responsable de famosos pasquines (pasquinate), autor teatral, intelectual o ensayista avant la lettre y cortesano amigo de soberanos y artistas de la época. Llamado "Azote de Príncipes", sus diatribas fueron temibles en los medios en que actuó: la Corte y el
Vaticano principalmente. Se le vió siempre junto a los poderosos, sea en Bologna, Florencia, Mantua, etc. y también al servicio de ellos, la mayor parte de su vida en Roma y Venecia. De él quizá pueda decirse que es uno de los primeros publicista que produce el Renacimiento.
Giulio Romano, pintor y arquitecto (1492 ó 1499-1546) fue discípulo de Rafael. Indudablemente es una figura puesta en segund plano en el panorama de la pintura del siglo XVI. por el brillo intenso de los grandes maestros, pero de todos modos, como se ve en sus frescos vaticanos, un valioso artista de todos los tiempos y un notable actor del suyo propio
Marcantonio Raimondi (¿1475-1534?) era ya un grabador de gran prestigio desde antes del 1500; como tal casi siempre trabajó en obra ajena principalmente, lo cual es una de las condicionantes de su oficio de tipo auxiliar no siempre valorado como se debe, y que en su caso, como se puede ver en el retrato que hizo del propio Aretino, se unía a un artista de gran valor.

Retrato del Aretino, según un grabado hecho por Marcantonio Raimondi en la misma época de las Posturas y de los Sonetos Lujuriosos. (Biblioteca Nacional de París).

©  ARCANOR GLOBAL MEDIA - Colonia Montevideo Alvesta Halmstad Malmö Estocolmo