SARANDY CABRERA:

ESCRITOR   TRADUCTOR   PERIODISTA    CARICATURISTA   COFUNDADOR    PROYECTISTA    GRAFISTA    EDITOR

· Onfalo, 1947
· De Nacer y Morir, 1948
· Conducto, 1949
· La Furia, 1958
· Poso'60, 1960
· Poemas a Propósito,
  1965
· Banderas y Otros
  Fuegos
, 1968
· Poeta Pistola en
  Mano,
  1970
· Los 37 Poemas de 
  Mao Tse-tung
 
  (Prólogo), 1974
· El Martín Fierro para 
  los Niños, Bs. As.1977
· Gracias y Desgracias 
  del Santo Pedo
, 1980
· Soneroticón,  Ginebra,
  1981 
· Poeta Epístola en 
  Mano
(iii), Suecia,
  1982 
· Puta Cicuta
· Oporinos
· Camasutrón
· Sonetos a Don Pijote,
  1983
· Epigramas Eróticos 
  de Marcial

· Volver a China, 1986
· Poemas Zoológicos
  Estocolmo, 1985
· Tulejos y 44.U.8,
  Ginebra 1987
· Caricaturas en marcha
· Apuntes sobre  Poesía
  Libertina
.
  Estocolmo, 1988
· Del Insurrecto
· Nomenclatura y 
  apología de la concha
,
  1989
· China en el colapso
  mundial del leninismo,
  1990

· Papeles de Volusio
· Sonetos Lujuriosos del
  Aretino
, 1991
· Quimerinos 
· Elegías Completas de
  John Donne
, 1993
· Oro de la Conquista 
  vs.  Dólares Deuda
  Externa
, 1994
· Obra Poética Escogida
  Publicada & inédita,
  2004.
Édito
De inspiración popular
En disco / MP3
 
Inédito
    
Premios y menciones
Inclusión en antologías
 
Crítica
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 OBRA POÉTICA ESCOGIDA
- Publicada & inédita

ISBN 9974-570-91-3
Vintén Editor
Montevideo, junio 2004

Wilfredo Penco dice del poeta: "El ímpetu desafiante de su personalidad, del que da cuenta, sobre todo, su labor literaria, es, por cierto, el rasgo que se hace más evidente en la larga, combativa y acosada trayectoria de Sarandy Cabrera.

(...) Una vocación iracunda, polémica, sin dobleces, que no da margen a equívocos, se muestra, en un desarrollo de efectiva contundencia, como común denominador de la poesía que el autor ha venido produciendo de manera primordial, junto a otras diversas actividades (plásticas, periodísticas, políticas), desde hace por lo menos seis decenios.

(...) Entre Rivera, Montevideo, Buenos Aires, Växjö, Ginebra, Viena y otra vez Montevideo, queda trazado el itinerario fundamental de un cosmopolita que nunca olvidó sus raíces locales, buscó con lucidez pero también con deslumbramiento otros paisajes --naturales, culturales, políticos--, sufrió la experiencia dolorosa del exilio, y a su regreso volvió cargado de fidelidades, sin desmedro de unos cuantos reconcres, decepciones, furias e interrogantes. (...)"

 

DE "POEMAS INÉDITOS"

Cosas de Cicerón

Dicen que cicerón decía
que a menos que se duplicara su vida
él no tenía tiempo de leer poesía,
y yo, no sólo por contestaria,
digo que pienso todo lo contrario:
No nos alcanza la poesía
para leer la vida,
toda la vida,
aunque sigamos intentando
y vamos deltreándola.

No alcanza nada para tanto
todo es tarea inacabada
aunque al caer el día
volvamos a abordar la poesía
tal como lo decía.

Porque al fin cicerón,
según yo creo, no tenía razón.
 

Sueños

Entendí en sueños
qué era sueño sin sueños.
Pedí ese largo sueño
libre de sueños y ensueños
pero sigo en mis sueños
aún sin entrar al sueño,
soñando
con el sueño sin sueños.
Todo un sueño.


La diosa Alegría

¿Vale la pena la alegría?
No es pregunta viciosa, creo que vale,
que sí, vale la pena la alegría,
aunque el problema es otro justamente:
¿Cómo encontrarla acaso?
¿Dónde encontrarla? la alegría se esconde
de una manera tan visible, tan notoria
que de tanto que suena y es visible
no la vemos ni sabemos encontrarla.
Pero que vale la pena la alegría
creo que sí, la vale.

Alegría, alegría, alegría.
¿Alguna vez la vimos, la sentimos?
Puedo decirlo yo, ahora, al menos
que la he visto y tocado con mis manos,
y que es como una diosa,
que bien vale la pensa
si acaso se aparece
no muy frecuentemente,
y que puede morir en un instante.

Pero aún así, vale la pena la alegría.


La poesía

Ella se fue con otros
como es lo habitual.
Se fue con otros más jóvenes
más creadores,
más.
Así ha ocurrido antes
así ocurrió después
así ocurre ahora.
Ella se va con otros
más inspiraods
más locuaces
más jóvenes
más creadores,
más.
Se fue y ya no la añoro;
ya no había tanto amor entre nosotros.
La llamó la vida
la nueva vida, el amor
con sus magnolias carnosas
y esplendentes.
Así ha sido
así debe ser
pero no volverá a ser.

©  ARCANOR GLOBAL MEDIA - Colonia Montevideo Alvesta Halmstad Malmö Estocolmo