SARANDY CABRERA:

ESCRITOR   TRADUCTOR   PERIODISTA    CARICATURISTA   COFUNDADOR    PROYECTISTA    GRAFISTA    EDITOR

· Onfalo, 1947
· De Nacer y Morir, 1948
· Conducto, 1949
· La Furia, 1958
· Poso'60, 1960
· Poemas a Propósito,
  1965
· Banderas y Otros
  Fuegos
, 1968
· Poeta Pistola en
  Mano
,  1970
· Los 37 Poemas de 
  Mao Tse-tung
 
  (Prólogo), 1974
· El Martín Fierro para 
  los Niños, Bs. As.1977
· Gracias y Desgracias 
  del Santo Pedo, 1980
· Soneroticón,  Ginebra,
  1981 
· Poeta Epístola en 
  Mano
(iii), Suecia,
  1982 
· Puta Cicuta
· Oporinos
· Camasutrón
· Sonetos a Don Pijote,
  1983
· Epigramas Eróticos 
  de Marcial

· Volver a China, 1986
· Poemas Zoológicos
  Estocolmo, 1985
· Tulejos y 44.U.8,
  Ginebra 1987
· Caricaturas en marcha
· Apuntes sobre  Poesía
  Libertina
.
  Estocolmo, 1988
· Del Insurrecto
· Nomenclatura y 
  apología de la concha,
  1989
· China en el colapso
  mundial del leninismo
,
  1990
· Papeles de Volusio
· Sonetos Lujuriosos del
  Aretino
, 1991
· Quimerinos 
· Elegías Completas de
  John Donne
, 1993
· Oro de la Conquista 
  vs.  Dólares Deuda
  Externa
, 1994
· Puta Cicuta e Intifada,
  1996
· Obra Poética Escogida
  Publicada & inédita,
  2004
Édito
De inspiración popular
En disco / MP3
 
Inédito
    
Premios y menciones
Inclusión en antologías
 
Crítica
   

 

 

 

 

 

 

 

 

NOMENCLATURA Y APOLOGIA DE LA CONCHA

Impreso en Ginebra, setiembre de 1988

 

P R E F A C I O

Como puede verse ostensiblemente, esta obra ha sido compuesta como réplica e imitación respecto a la Nomenclatura y Apología del Carajo de Francisco Acuño de Figueroa y como tal debe leerse, considerarse y entenderse, por lo cual aquella obra es de obligada referencia.

Aunque la presente obra tiene coherencia y unidad de por sí mismo, en cierto modo constituye una especie de contracara de la obra citada y por lo tanto puede sostenerse que la completa a la vez que la refuta en el plano satírico y burlesco.

Las similitudes se extienden a otros aspectos de la composición y de su presentación en forma de pequeño libro: ha sido compuesta con la mismo métrica y forma estrófica que el poema de Acuña de Figueroa, hace frecuentes referencias al mismo, pero su extensión es algo mayor, consta de doce estrofas más.

La presentación tipográfica y gráfica también se inspira en la de la Nomenclatura y Apología del Carajo: se ha adoptado casi el mismo formato cuadrado que aquella tenía y se ha redibujado la orla de la carátula donde los pijas de aquella edición (Montevideo, 1922) han sido suplantadas por conchas, como era natural.

Para concluir queremos hacer dos salvedades: la primera, que también se incluye en el prefacio de la edición de Acuña de Figueroa y que dice textualmente: "es posible que algunos consideren inconveniente e impropia esta publicación por creer que así contribuimos al relajamiento moral de nuestra civilización febril y vertiginosa; pero las censuras de estos moralistas escrupulosos no me preocupan mayormente", sean ellos profesores, periodistas, escritores o sordomudos. La segundo, tomada también de aquella obra, expresa que "interesa dejar la debido constancia (de) que la presente edición circulará privadamente y entre determinadas personas", hecho que lamentamos profundamente y de antemano.

En cuanto al autor de esta obra, no sólo es el más desconocido de los poetas de Rivera, su país, sino también del Uruguay y el Nuevo Mundo, como podríamos decir parafraseando una vez más al prólogo de la obra tantas veces citada.

                                   Vintén editor, Ginebra octubre de 1988

 
Para emprender esta nomenclatura
huevos hay que tener y buenas uñas
de guitarrero, que la cosa es dura
y no abundan hoy día los Acuñas.

"La lengua castellana es tan copiosa"
dijo el vate neoclásico y severo,
y la lengua del hombre tan golosa,
agrego yo, que soy tan minetero.

Que hoy me pongo a cantar la dulce cosa
por la que suspiramos días enteros,
meses y años de existencia ansiosa
en nuestra patria o suelos extranjeros.

Porque el varón es lo que más aprecia
y por lo cual se afana endemoniado
sin ahorrarse ocasión ni acaso necia
actitud, sea en público o privado.

Figueroa cantándole al carajo
setenta y tres vocablos establece,
yo prefiero quedarme más abajo
porque allí está la concha y lo merece.

(...)

©  ARCANOR GLOBAL MEDIA - Colonia Montevideo Alvesta Halmstad Malmö Estocolmo